15 de septiembre de 2012

"MASCOTA EN EL TRABAJO Y REDUCCIÓN DE ESTRÉS"



Uno de cada dos gallegos desea llevarse al trabajo a su mascota (según un estudio elaborado por Ceva) aunque esta posibilidad solo la tienen permitida el 5% de los trabajadores; lo llevarían para que “pudiera relacionarse con otros animales” y, de este modo, no dejarlo solo durante el día y poder disfrutar de los momentos libres junto a su animal de compañía.
Durante muchos años, primero el "Milú" y despúes el "Urco" compartieron despachos y naves con los trabajadores de Galopín.
Despúes vinieron el caballo "Platero", el "Galopín", los ponis "Zipi" y "Zape" y finalmente se sumaron "Golegá" y "Zezeré", dos caballos enteros que vivían en la fábrica y pastaban en el tramo del río que transcurre por la parcela industrial.

video 
"Caballos galopando por los terrenos de la fábrica"


Esta noticia nos parece muy interesante:

Creemos que las mascotas en un puesto de trabajo, ayudan a reducir la tensión y a relajar el ambiente; si nuestra mascota está bien educada, incluso puede ayudar a mejorar nuestra salud física y emocional.
Cerca de 1,4 millones de personas llevan al trabajo a unos 2,3 millones de perros todos los días en Estados Unidos.


DogFriendly.com  lista las empresas amigables con los perros en cada estado, y algunas de las corporaciones más grandes de U.S.A. aceptan la compañía de las mascotas de sus empleados como Google, Amazon, etc…incluso en Washington los congresistas van con su perro al trabajo.
El EFECTO PERRO: los perros son un elemento que hace más suave el trabajo diario. Hay algo que, al tenerlos alrededor, hace más feliz a la gente. La compañía de animales también fomenta la camadería, los perros automáticamente rompen las barreras. Son arrancadores automáticos de conversación y rompen el hielo. Los investigadores estadounidenses encontraron que  permitir el acceso a las mascotas subía la moral y reducía los niveles de estrés tanto de los dueños como de otras personas cercanas.
En U.S.A incluso hay un día oficial lleva Tu perro al trabajo, este año fué en junio; la idea es fomentar la adopción y, de paso, animar a más empresas a probar la posibilidad de ser “pet friendly” y decidir si les compensa ó no. Es una iniciativa que deberían de promover en España, porque la situación a este lado del charco es bastante diferente, dado que no se puede entrar en la mayoría de los lugares con mascota…


1 comentario:

  1. Hago mención a la excelente entrada de Veronica, que acaba demostrando como una educación laxa, acaba perjudicando a los niños, pues les limita su capacidad ( por ejemplo para entrar en uno de los nuevos establecimientos donde se prohibe la entrada con niños)

    Creo que una mascota bien educada, no genera ningún problema de convivencia y al contrario ayuda a reducir el estrés y fomentar la camaradería.

    Hace años escuche medio en broma, medio es serio a un amigo que tener un perrito era mejor que ir a la discoteca para ligar o romper el hielo. Solía pasear a su mascota cerca de la playa y gracias a aquella, había hecho muchos amigos.

    Recuerdo cuando Zipi y zape y mas tarde Currito y algarrobo ( los ponis miniatura que tanto gustan de montar los niños) pastaban y correteaban a la entrada del chalet donde tenemos la oficina. Resultaba muy relajante levantar la vista de nuestros quehaceres y verlos trotando alegremente, disfrutando de su pequeña pradera que parecía hecha a su medida.

    Todavía hoy conservamos un cartel en nuestro jardín que recoge las citas con los animales salvajes con los que convivímos y alguno de las mascotas que aqui se citan. Junto a los caballos y al perro de aguas, liebres, perdices, urracas, libélulas, anfibios y pajaritos diversos viven en nuestro recinto y el espectáculo de poder contemplar los ciclos de la naturaleza, las floraciones, las caídas de las hojas y los trinos y gorgojeos de la vida que nos rodea, creemos que es una buena medicina para el estrés .

    He leído que se ha hecho un estudio en USA sobre las perdidas provocadas por el estrés en el pesto de trabajo. A parecer se trata de 40.000 millones de dólares al año.,un buen pellizco de crisis. Tal como demuestran los estudios sobre las teorías biofilicas, el contacto con la vida que puede representar una visión de un jardín o una mascota, rebaja la presión arterial y el estrés y refuerza el sistema inmunológico. Quizás, si se facilitara el acceso de esos terapeutas de cuatro patas que son las mascotas, a los puestos de trabajo, nos ahorraríamos mucho dinero y ganaríamos en salud y felicidad.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario en As Salgueiras